La IED en la estrategia de internacionalización

estrategia de internacionalizaciónLas posibilidades de exportación para muchas empresas se han multiplicado desde el auge de la globalización económica de los últimos 20 años. Lo que antes era unan guerra competitiva por controlar el mercado nacional o regional, ahora se ha convertido en un reto empresarial por encontrar aquellos mercados o nichos donde encajar y que otros competidores no están explotando. Si en anteriores ocasiones, he comentado las posibilidades que ofrecen los entornos online para la exportación, hoy quiero hablarte sobre un concepto interesante: la IED o Inversión Extranjera Directa.

¿Qué es la IED?

En algún otro artículo te he hablado sobre el potencial de los entornos online para la exportación. Ahora quisiera entrar un poco más en el tema de la internacionalización. Como en muchos campos, la exportación y posterior éxito de la internacionalización para cualquier producto o servicio requiere de un detallado estudio de penetración de mercado, análisis de la competencia, análisis cultural y demográfico y demás factores que influyen de forma determinante en el ROI de la operación y para los que no se tienen a menudo prácticamente datos. En este sentido, para una estrategia de internacionalización global, a menudo no es suficiente con los recursos propios de la empresa

Por este motivo, la IED (Inversión Extranjera Directa) es una forma de apostar por un proyecto empresarial y para el que se ha detectado un potencial de crecimiento destacable. Tanto si la IED procede de fuera y es para impulsar la empresa nacional, como si la IED la efectúa una empresa nacional sobre una extranjera, ambos casos podrían combinarse para varias estrategias de internacionalización.

La principal diferencia es el conocimiento del mercado. Cuando se invierte en una empresa extranjera se puede hacer para recibir una comisión o parte de los beneficios de un proyecto, o bien para formar parte como partner de una estrategia o línea de productos y servicios nueva.

Enmarcando esta opción dentro de una estrategia de internacionalización, recibir una inyección importante de IED puede suponer ese plus necesario para poder emprender una acción en el extranjero con las garantías de tener el capital necesario para iniciar un proyecto de este calado. La exportación requiere de especialistas, estudios y nuevo personal. Todo ello conforma una inversión para la que no siempre está preparada la empresa o que, a ciertos niveles, no es un riesgo que quieran tomar sin antes acabar de asentarse en el territorio nacional.

Pero cuando las ventas están estables o estancadas, mucho más cuando están en proceso de decrecimiento, salir a nuevos mercados de forma inteligente y con una estrategia de internacionalización única y detallada puede ser la alternativa que necesite la empresa para recuperar los números verdes.

Si os interesa la materia tanto a nivel educativo como a nivel empresarial, seguramente os venga bien hacer una lectura a esta guía gratuita sobre franquicias y joint-ventures para ver y entender qué alternativas a la internacionalización existen, qué peculiaridades tiene cada una y cómo podrían encajar en vuestro caso particular.

,

No comments yet.

Deja un comentario