Guía de analisis SEO gratis: cómo hacer un informe SEO de tu blog

guia de analisis seoEsto es una guía de analisis SEO gratis de más de 7000 palabras para realizar un informe SEO de tu blog. Si tienes un blog, debes saber que es imprescindible realizar una auditoría SEO de vez en cuando. Te será útil para que puedas ir consiguiendo mejores posiciones en Google y, por tanto, que los contenidos que vas creando te aporten cada vez más visitas orgánicas.

Informe SEO gratis: El concepto de indexación es clave

Antes de empezar a entrar en conceptos SEO de modo más profundo, quisiera tratar el concepto de indexación. La indexación es el término que utilizamos para referirnos a cuando un buscador de internet incluye un determinado contenido en sus páginas de resultados, también conocidas en inglés mediante las siglas SERPs.

Google -y otros buscadores de internet- va rastreando -como un escaneado- los contenidos que encuentra y, en función de diferentes parámetros que veremos a continuación, los coloca antes o después en sus páginas de resultados. La indexación de tu bitácora, pues, se produce cuando detecta que tu blog existe y lo coloca en su índice, independientemente del siguiente paso para las tareas de tipo SEO, las cuales pretenden influir en el cómo se indexa. Por tanto, el SEO intenta actuar sobre la forma en que Google indexa los contenidos o, en otras palabras, en lo que se denomina posicionamiento.

Así pues, debes tener claro que primero tu blog debe estar indexado -incluido por Google en su índice o páginas de resultados- y, acto seguido, ya debes pasar al siguiente paso, que es la optimización de su estructura y otros aspectos para que se posicione mejor que otros.

Por cierto, obviamente en general debes querer indexar todo el contenido que creas. Otro tema es si quieres o no que dichos contenidos adquieran relevancia en términos de posicionamiento. Por ejemplo, cuando creas el “Aviso legal” de tu blog, quizás no te interesará que se posicione. Pero esto ya sería otro tema.

Analisis SEO completo para tu blog: pasos a seguir

Ahora sí. Pasada esta introducción para aclarar la diferencia entre indexación -digamos que sería el qué- y posicionamiento -que sería el cómo-, pasemos a cómo puedes realizar un informe SEO completo para tu blog.

En primer lugar, debes considerar dos frentes por separado:

  • La estructura y los factores internos de tu blog, enmarcados bajo el nombre de “factores on-page”
  • Lo que puedes hacer fuera de tu blog y de sus componentes técnicos, que se engloba en el concepto de “factores off-page”

Es muy importante que tengas esto en cuenta, porque debes prestarle atención a los dos aspectos.

¿Cuáles son los factores del SEO on-page?

Estamos hablando de todo lo que puedes hacer en “las entrañas de tu blog” para ayudar al Googlebot y a los otros robots de Google que van analizando frecuentemente la Red en búsqueda de nuevos sitios web y de cambios en webs existentes. Cuando digo “ayudar” me refiero a que debes conseguir que la estructura de tu blog (especialmente, sus urls) y el contenido que alberga le sea fácil de interpretar al Gran Buscador. Quédate con esto, que es cada vez más cierto y relevante:

Así pues, ahora voy a explicarte cuáles son los principales factores on-page que debes tener en cuenta para el posicionamiento SEO de tu blog:

  1. Indexación, Sitemap y tráfico web
  2. Contenido duplicado: Etiquetas meta, canonicalización y redireccionamientos
  3. Estructura de urls
  4. Enlaces internos y enlaces rotos
  5. Tratamiento de imágenes
  6. Velocidad de carga
  7. Estudio de palabras clave

Debo decir que muchos de ellos están entrelazados, es decir, que cuando queremos mejorar alguno de ellos también debemos actuar sobre otro. Ya lo verás. Ahora solo quería dejarlo claro para no llevarte a confusiones.

Indexación, Sitemap y Tráfico web

Una de las primeras acciones que te recomiendo hacer si ya tienes un blog es ver cuántas de sus páginas se han añadido al índice de Google, es decir, están indexadas en sus páginas de resultados. Esto te servirá para dos cosas:

  1. Comparar las páginas que has enviado a Google (es decir, el contenido que has creado) con las que se han indexado
  2. Comprobar si tienes elementos bloqueadores en la configuración de tu blog que impiden a Google rastrear determinados contenidos que quieres que sean rastreados, como el archivo Robots.txt

Sobre el primer punto, no dudes en utilizar la herramienta gratuita Google Webmaster Tools. Una vez que tengas una cuenta creada, en la parte izquierda del panel inicial, cuando ya has entrado al sitio que quieres analizar, dirígete a “Índice de Google” y luego a “Estado de indexación”. Allí verás toda esta información. Si has ido creando artículos y la gráfica está estancada -o todavía peor, está bajando- hay un problema de indexación y debes pasar al punto número 2.

Aquí tienes una imagen de este gráfico en el caso de Marketing en Redes:

estado de indexación de un blog

Por cierto, la palabra “Actualización” que ves en el gráfico viene por defecto, puesto que Google va informando de las actualizaciones de sus algoritmos en sus herramientas, como es el caso de Webmaster Tools. Es importante tener eso en cuenta, ya que cada actualización suele conllevar cambios en las reglas del juego en posicionamiento web, algunos mayores y otros sin un impacto tan alto.

Sobre el segundo punto, se trata de cuidar del Robots.txt de tu blog. Se trata del archivo que sirve para indicarle a Google -y otros buscadores- cómo quieres que pasen sus robots para rastrear tu blog, detallándole aspectos como por ejemplo las urls que no quieres que rastree -y, por tanto, que no va a indexar- o la frecuencia de rastreo que deseas. Con este archivo le indicas a Google estos aspectos de modo global para tu blog, es decir, si le indicas con el archivo robots.txt que no quieres que algo sea rastreado, lo que haces es que sea prácticamente invisible. Si quieres que un contenido no sea rastreado por Google pero que tampoco sea un bloqueador para otros contenidos de tu blog, debes utilizar la etiqueta “meta robots” (no el archivo robots.txt). En este post de Tomás de Teresa se explica muy bien la diferencia.

Por otro lado, enviar un Sitemap a Google es una práctica totalmente recomendable. Con el objetivo de facilitarle el trabajo de conocimiento de tu blog, ahora ya es prácticamente imprescindible -que no obligatorio- disponer de un mapa de sitio. Puedes hacerlo también a través de Google WebMaster Tools. Del mismo modo, si utilizas WordPress -que es el gestor de contenidos que utilizo yo- existen diferentes plugins SEO que te permiten hacerlo.

Por último con respecto a este primer punto, tenemos el concepto de tráfico web. Relacionado con la indexación, debes estudiar lo siguiente:

  • Cuántas de tus páginas o urls indexadas te están aportando tráfico, es decir, visitas.

Esto es muy importante, ya que quizás te has esforzado para crear páginas y artículos en tu blog pero te puedes dar cuenta que solo un 2% te están aportando visitas. Puedes analizarlo a través de Google Analytics. Hace tiempo escribí un artículo sobre páginas indexadas vs páginas que aportan tráfico. Te ayudará a saber cómo hacerlo. En su defecto, también te recomiendo comparar las páginas de tu sitio web -todas, no solo las indexadas, sino las enviadas- con las que te aportan visitas. Simplemente para saberlo.

  • Cuántas de tus páginas o urls indexadas te están llevando visitas orgánicas, es decir, de buscadores (en otras palabras, visitas SEO).

Dado que esto una guía para un analisis SEO en profundidad, debemos estudiar las páginas de tu sitio que realmente te aportan tráfico proveniente de buscadores (tráfico orgánico). También lo puedes ver con Google Analytics. Simplemente repite lo que has hecho para el punto anterior, pero cambia el segmento “Todas las sesiones” por el segmento “Tráfico orgánico”. De este modo te filtrará por todas las páginas que te envían visitas pero solo orgánicas:

vista del segmento tráfico orgánico

 

Contenido duplicado: Etiquetas meta, canonicalización y redirecionamientos

Analizar si tienes contenido duplicado en tu blog es fundamental. Diferentes factores pueden causantes de que se haya producido duplicación de contenido en tu sitio web, que pueden ser englobados en factores internos -producidos por nosotros mismos al crear contenido- o externos, el principal de los cuales es que nos han copiado nuestro contenido.

Para estudiar la duplicación de contenido interna:

  • Analizar meta etiquetas Title y Description duplicadas

Eso significa estudiar si tienes el mismo Title y/o la misma Description para varios contenidos de tu blog. Aquí hay que tener en cuenta dos cosas. Por un lado, el Title -es decir, el título que ven tanto los buscadores como los usuarios- es un factor que influye en el posicionamiento de tu web, mientras que la Descripción no es un factor SEO directo, pero sí que es importante para lo que se denomina el CTR o ratio de click, es decir, para que, cuando una persona ve un contenido tuyo, se convenza de acabar clicando en él porque lo que pone en la descripción es un mensaje atrayente. Por el otro, debes saber que tener los Title y/o las Description duplicados (tener los mismos varias veces) sí que perjudica al posicionamiento de tu blog.

Para analizarlo, puedes hacer uso de Google Webmaster Tools, en la sección “Aspecto de la búsqueda” y luego en “Mejoras html”:

detectar title y description duplicados

 

Otra opción es Screaming Frog, que te permite instalar el programa en tu ordenador y descargarte un archivo con todos los Title y Description de tu blog, entre otros aspectos, como por ejemplo crear un SiteMap. A continuación te dejo una vista de esta herramienta con algunos de mi blog en términos de Title:

análisis de title y description utilizando screaming frog

 

También debes tener cuenta este tema:

.

  • Revisar las redirecciones o los redireccionamientos 301

Las redirecciones 301 son órdenes o comandos que le das al buscador para que, al rastrear una url, redirija automáticamente a otra url. Si aplicas una redirección 301 le indicas que el cambio de una url a otra es permanente, no temporal. En general se recomienda tener cuantas menos, mejor, pero hay casos en que son imprescindibles.

Existen varios motivos por los que puede interesarte hacer algo así, como por ejemplo indicarle a Google cuál de las dos versiones (con www o sin www) es la dominante en tu sitio web y, por tanto, redireccionar la que no es dominante a la que sí lo es, dado que es algo totalmente permanente. Otro motivo podría ser que quieres eliminar una página, que obviamente ya está indexada en Google, y quieres que el contenido de la misma -y las visitas que produce- vaya a parar a otra url.

Se han creado diferentes herramientas dedicadas al SEO que analizan los redireccionamientos entre otros aspectos, pero si quieres una herramienta que haya sido creada para analizar este tema en concreto, te recomiendo Redirect Checker. Es más: solo te permite analizar una url a la vez, pero más clara no puede ser. Te dejo un ejemplo que he hecho analizando, con Redirect Checker, la url marketingenredes.com (sin www delante). Efectivamente sale que está redireccionada permanente (redirecccionamiento 301) hacia su versión con las tres “w” delante:

analisis de redireccionamientos de mi página de inicio

Otra herramienta de este tipo es Redirect Path. De hecho, se trata de una extensión de Google Chrome que sirve para comprobar si un sitio está utilizando más direcciones de tipo 301 (permanentes) o bien 302 (temporales). Te analiza urls concretas -la que estás visualizando en el navegador- y te indica el tipo de redireccionamiento que está utilizando. El mismo ejemplo que con la anterior herramienta:

análisis de redireccionamiento de la homepage con Redirect Path

A través de Google WebMaster Tools le puedes indicar a Google cuál es el dominio que quieres que sea el principal entre la versión con y sin las tres “w”. Clica en “Configuración del sitio” y luego ya verás que te aparece la opción para escoger entre una y otra.

¡Pero cuidado! Haciendo eso mediante Google WebMaster Tools se lo estás indicando al Gran Buscador, pero no a los usuarios ni a los demás motores de búsqueda, como por ejemplo Bing. Tampco estás efectuando un redireccionamiento 301. Incluso Google, en su artículo de ayuda sobre cómo indicarle el dominio preferido, recomienda aplicar un redireccionamiento 301 con una nota al final de dicho artículo.

Un modo de hacerlo que se suele utilizar bastante es mediante el archivo .htaccess del servidor. De la misma forma, si utilizas WordPress existen plugins varios para realizar redireccionamientos. Uno de ellos es Simple 301 Redirects.

En resumen, cuando utilizas un redireccionamiento 301 le estás diciendo a todos los buscadores -no a la mayoría, sino a todos-: “Esta página ha cambiado de sitio de modo permanente. No la indexes. Indexa esta otra y pásale toda la fuerza SEO -o link juice, en inglés- de la primera”.

 

  • Aplicar etiquetas canónicas

Si todavía no te has familiarizado con conceptos SEO de índole más bien técnica, eso de “etiquetas canónicas” te podría sonar a ciencia ficción. Voy a intentar que a partir de ahora para ti sea más bien algo tan real como la vida misma 🙂 Veamos, las etiquetas canónicas -o canonical, en inglés- sirven para indicarle a Google cuál de las urls de tu blog con un mismo contenido es la que debe considerar. Aplicar dichas etiquetas se conoce como canonicalización.

El motivo es que, como estamos viendo, si tienes varias urls con un mismo contenido a Google no le va a gustar y, por tanto, aplicando dicha etiqueta le indicas que las que no dominan son irrelevantes y que debe considerarlo todo en uno, es decir, en la dominante.

Te pongo un ejemplo muy fácil de entender. Una tienda online vende libros. Tiene muchas novelas indexadas por Google, pero llega un momento en que, pensando en los usuarios, decide añadir filtros, com por ejemplo de precio. Como digo, para el usuario eso es fantástico, porque puede filtrar por rangos de precio, lo que sin duda va a facilitar su búsqueda. Sin embargo, para el SEO puede ser un auténtico quebradero de cabeza. ¿Por qué? Pues porque tendrá muchas urls con el mismo contenido, ya que los filtros se suelen construir en las urls añadiendo un parámetro al final. Por ejemplo, así:

http://www.unawebdelibroscomoejemplo.com/novela-historica&precio=30

Es decir, de la url base con este contenido, que es igual que la anterior sin lo que hay después del símbolo &, se ha creado una url nueva. Y, como esta nueva, se crearían muchas más.

En este sentido, debes indicarle a Google qué url es la que manda, por decirlo de algún modo, con la etiqueta rel=canonical. Así, a las urls que no mandan les deberás poner la siguiente etiqueta:

<link rel=”canonical” href=”http://www.unawebdelibroscomoejmplo.com/novela-historica”/>

Está claro que existen otras formas de incluir filtros en las urls, pero lo importante es que debes prestar atención a que no generen contenido duplicado.

En resumen, con una etiqueta canónica le estás diciendo a la mayoría de los buscadores -no a todos, eso es importante- algo así como: “Tengo diferentes versiones de este contenido. Las dejaré todas para que los usuarios las puedan ver, pero no incluyas a esta -no dominantes- en tu índice y pásale su fuerza SEO a la dominante”.

¿Redireccionamiento 301 o etiqueta rel=canonical?

Antes te he hablado del redireccionamiento 301 y ahora te estaba comentando el tema de la etiqueta canonical. Quizás te estás preguntando cuándo utilizar cada una. Ambos, a diferencia de cuando utilizamos el archivo robots.txt o las etiqueta “No index, No follow”, traspasan el PR y otros elementos que favorecen el SEO a la url que elegimos como dominante, por lo que a veces podemos dudar de qué método utilizar. Por su parte, Google dice que siempre que sea nos sea posible debemos priorizar el redireccionamiento 301 a la etiqueta canonical. En este artículo de Luis Sobrevilla puedes leerlo al detalle.

 

Para estudiar la duplicación de contenido externa:

Tal y como he comentado antes, el contenido duplicado externo es el que ha sido causado por acciones ajenas a nosotros. En otras palabras, porque nos copiado el contenido. Normalmente, cuando le detectemos, el sentido común nos dirá que le hagamos la petición de retirarlo al blogger en cuestión que lo ha copiado.

Sin embargo, te puedes haber encontrado con algún caso de que, pese a tu petición amable de retirada, no te hayan hecho caso. En dicha situación, puedes optar por solicitar a Google que lo retire, gracias a que te puedes escoger a la ley estadounidense de derechos de autor (Digital Millenium Copyright Act, DMCA). Debe quedar claro que, si finalmente Google lo acaba retirando, lo habrá hecho de su índice y no de los demás buscadores.

Pues bien. Ahora que te he contado cómo puedes conseguir que retiren contenido que te han copiado, veamos 3 herramientas de las múltiples que existen que te permitirán detectar si te han copiado contenido o no:

  • Copyscape: se trata de una herramienta que se presenta claramente como una defensa ante el plagio. En su versión gratuita, solo te muestra un número limitado de resultados (en mi caso, cinco). Debo decir que, pese a que probablemente la versión de pago es más acurada, te recomiendo ir con cuidado con los resultados.
  • Similar Page Checker: te permite detectar similitudes entre dos urls que introduzcas. Es útil por ejemplo cuando tienes sospechas de que en una web te han copiado contenido. Si pones tu dominio como primera url y la del sitio que sospechas como segunda, te lo mostrará. Si te dice que hay más de un 10% de similitudes podríamos estar ante un problema de este tipo. Otra vez, te recomiendo prudencia.

vista de similar page checker

 

  • Duplichecker: en este caso no es una herramienta en la que debes indicar una url o un domino, sino subir un archivo .txt o .doc con el contenido que quieres analizar o bien hacer un copia-pega de dicho contenido. Interesante para analizar con más detalle.

 

Estructura de urls

En el posicionamiento web de tu blog, la estructura de las urls que lo componen es fundamental. En primer lugar, aclaremos lo que es una url. El término viene de las siglas de “Uniform Resource Locator”. Aunque pueda parecer un término muy complejo de entender, piensa eso:

Por tanto, una url puede ser la dirección donde se halla una página, una imagen o un vídeo.

Y la estructura de una url es la siguiente. Analicemos una url de mi blog:

http://www.marketingenredes.com/cursos-de-marketing-online/curso-online-de-inbound-marketing

  • http:// es el protocolo mediante el cual se accede al recurso. Estas siglas responden al nombre de “HiperText Transfer Protocol” (Protocolo de Transferencia de Hipertexto). Es el protocolo más utilizado.
  • www.   es el subdominio donde está alojado -hospedado- este recurso. Como ya hemos visto antes, no tiene porque ser siempre www, sino que a veces el propio subdominio es el mismo blog (es decir, su nombre). Esto ocurre cuando optamos por la versión sin www de nuestro sitio web como preferida, que no es mi caso.
  • marketingenredes  es el nombre del dominio.
  • .com  define al nombre del dominio en su nivel más alto (nivel superior). Puede ser este o también .es, .net, .it y muchos más. Existe una multitud de opciones.
  • /cursos-de-marketing-online  no es más que una carpeta que actúa como página de nivel superior, en este caso conteniendo subpáginas con temas relacionados.
  • /curso-online-de-inbound-marketing es otra página, pero en este caso de nivel no superior. Se trata de una subpágina de la definida en el punto anterior.

Como ves, analizar una url, si tienes estos conceptos un poco claros, no es tan difícil. Aclarado el concepto, pues, vamos a determinar cómo deben ser las urls de tu blog para que le gusten a Google. Probablemente habrás oído el concepto de “urls amigables” o “urls friendly”. De eso se trata. Significa que sean del agrado del Gran Buscador. ¿Cómo conseguirlo? Veámoslo.

La diferencia entre una url amigable y una que no lo es reside en la facilidad o dificultad de interpretación de su significado -del contenido que puede albergar- por parte del usuario. Ten en cuenta que, al final, al Buscador le da igual cómo sea la url, ya que para él todo son códigos y este tipo de elementos, pero lo que también es cierto es que a Google le gustan las cosas muy claras y sencillas desde el punto de vista de facilidad del usuario. Por tanto, cuánto más clara (SEO friendly) sea una url, mejor considerada será por Google. Y esto incluye tanto su estructura como su relación con el resto de sitio (coherencia, patrones claros y siempre seguidos, etc.).

Bien. Ahora pasemos al cómo hacerlo. Te propongo dos herramientas:

  • Spider View:

Te muestra la estructura de una url desde el punto de vista de un crawler -es decir, de un robot rastreador como el de Google-. Analiza los H1, H2, etc. que tienes y también te aporta un estudio de densidad de palabras clave, algo que antes era extremadamente importante en SEO y ahora, pese a serlo, ya no tanto. Cuidado, por que los resultados que ofrece son literales, es decir, te analiza todas las palabras que tienes. Un ejemplo con mi homepage:

 

vista de análisis con Spider View

 

  • Screaming Frog:

Es una herramienta que ya he comentado. Además de Title y Description de las urls que tienes en tu blog, también aporta información sobre otros elementos, como H1, H2, etc. Y lo más interesante: te permite ver las urls canónicas, pero lo que el estudio que puedes hacer la estructura de tus urls es muy completo.

Visto esto, y si quieres, algo más avanzado te recomiendo mucho este artículo de José B. Moreno Suárez.

Enlaces internos y enlaces rotos

Los enlaces internos son aquellos que tienes en tu blog y que dirigen a otras urls de tu mismo blog, es decir, son los que haces tú hacia otras páginas, categorías y artículos de tu blog. Probablemente habrás oído hablar mucho más de la importancia de obtener enlaces externos y poco sobre la utilidad de los enlaces internos para SEO. Lo cierto es que se pueden optimizar para el posicionamiento web.

¿Por qué es importante una estructura coherente de los enlaces internos? Piensa en lo siguiente…

  • Aportan facilidad de navegación al usuario

  • Favorecen el incremento del tiempo que pasan los usuarios en tu blog

  • (Si los has puesto pensando en lo que querrían leer los usuarios), aportan más valor a tus artículos, complementándolos

  • Ayudan a los buscadores a comprender mejor la estructura de tu sitio y las jerarquías existentes entre páginas, categorías y artículos

Bien. Sabidas las principales utilidades de los enlaces internos, ahora es momento de entrar al detalle sobre cómo puedes utilizarlos. Algunas herramientas que te pueden servir específicamente para el análisis de tus enlaces internos son:

  • Google WebMaster Tools: de nuevo, esta interesante herramienta de Google tiene una sección dedicada a los enlaces internos. Te muestra en el número de enlaces internos que apuntan a las urls indexadas de tu web y, además, tiene un buscador para que puedas realizar una búsqueda especifica de una sola de tus urls.

vista de enlaces internos de google webmaster tools

 

Como verás si accedes a tu WebMaster Tools, se pueden descargar todos los enlaces internos. Es útil para saber qué tienes en las entrañas de tu blog a nivel de enlaces internos.

  • Tools Live:  es bastante limitada, pero con los 60 resultados que te ofrece como máximo ya te puedes ir haciendo una idea sobre este tema.
  • SEO Quake: es una extensión para diferentes navegadores. Sirve para muchos aspectos relacionados con el posicionamiento web. También para los enlaces internos. Te puede llegar a indicar los enlaces internos que tiene tu blog con la misma información que te proporcionan otras herramientas. La ventaja de SEO Quake reside en que es una extensión de navegadores y, por tanto, la puedes utilizar muy rápidamente.

En cuanto a los enlaces rotos, debes saber que perjudican mucho a nivel de SEO. Imagínate que eres Google y que intentas rastrear un sitio web. Vas pasando por enlaces y, de repente, te encuentras con tres o cuatro que están rotos. El Buscador puede interpretarlo de diferentes formas, pero te aseguro que nunca serán en positivo.

Además, nunca olvides que también estás empeorando la experiencia web de quien visita tu blog, porque su expectativa cuando clica en un enlace es que le lleve a algún sitio con información complementaria de valor. Por tanto, debes cuidarlo. Vigila especialmente en dos situaciones que tú puedes controlar:

  • Al cambiar la estructura de tus urls, realizando redireccionamientos 301, los cuales impedirán esa posible rotura de enlaces
  • Al eliminar páginas o artículos de tu blog, puesto que quizás otros artículos dirigen a ellas

Otro tema es cuando webs a las que tú habías enlazado se han eliminado o bien han cambiado la estructura de sus urls. Entonces, lógicamente tú no puedes hacer nada si no te das cuenta. Sin embargo, afortunadamente existen formas de estar al día sobre este tema.

Herramientas como Screaming Frog puede serte de utilidad para analizar los enlaces rotos de tu blog, al tiempo que son útiles también para otros aspectos, tal y como hemos visto. En este sentido, a continuación te facilito dos soluciones específicamente creadas para que puedas analizar enlaces rotos, ya sean tuyos o no:

  • Check My Links: una extensión de Google Chrome para detectar el estado los enlaces internos de tu sitio web (o de cualquier otro, claro). Al realizar el análisis, en color verde te aparecen todos los que ha detectado como correctos, en rojo los que le han dado algún tipo de error y en color negro los que todavía le faltan por analizar. Por cierto, en el caso de los que detecta con errores, te especifica el tipo de error.
  • Si utilizas WordPress, te recomiendo instalar el plugin Broken Link Checker:  este plugin monitoriza los enlaces en tus páginas, artículos, comentarios y otros elementos de tu blog y detecta los que no funcionan. Es una excelente forma de detectar tus enlaces rotos. Además permite desvincularlos o marcarlos como solucionados, al tiempo que editarlos, desde tu panel. Yo lo utilizo.

 

Tratamiento de imágenes

Otro tema importante a nivel de SEO. Antes de empezar, decirte algo que te puede parece obvio: las imágenes son contenidos, por lo que nunca es recomendable copiarlas. Si lo haces, por lo menos menciona la fuente. Con la herramienta TinEye Reverse Image Search puedes ver todos los sitios donde aparece una imagen.

Dicho esto, a continuación te voy a enseñar dos cosas:

  • Cómo ver el tráfico que llega a tu blog desde imágenes
  • Cómo saber si lo estás haciendo bien a nivel de imágenes para tu posicionamiento web

Para el primer punto, te propongo utilizar Google Analytics. Lo único que debes hacer es crear un segmento que te filtre por las visitas que te vienen desde Google Imágenes, Yahoo Imágenes y Bing Imágenes, tanto si vienen de tu web como si es tráfico de referencia. Para hacerlo, crea un segmento nuevo en tu Analytics, del siguiente modo:

“Ruta de referencia” coincide con la expresión regular “^(/imgres|/images/view|/images/search)”

En la expresión no hace falta que le pongas las comillas (“).

Sobre el segundo punto, existen diferentes factores SEO sobre imagénes. Estos son los principales:

  • El nombre del archivo: es el nombre del archivo que todos vemos. Es bueno que, si contiene más de una palabra, se utilicen guiones para separarlas, que incluya la palabra clave principal y que no sea muy extenso. Recuerda que es el nombre del archivo.
  • El atributo Alt: se trata del nombre que utilizan los buscadores para interpretar el contenido del archivo (de la imagen) y también es el texto que aparece cuando la imagen no se puede cargar y, por tanto, visualizar. Por tanto, es esencial que el atributo Alt de tus imágenes sea claro y conciso, que sea altamente descriptivo y que incluya la palabra clave principal.
  • Entorno: lo que rodea a la imagen, es decir su contexto, debe estar relacionado. Por ejemplo, si ahora yo aquí incluyese una imagen de un animal su relevancia sería irrisoria, porque el contexto que la acompañaría nada tendría que ver con ella. Google tiene eso en cuenta ahora y cada vez más. El problema de eso es, como en la mayoría de ámbitos relacionados con el posicionamiento SEO, es la semántica. Es decir, siguiendo con el ejemplo, podría utilizar la imagen de un animal para representar algo relacionado con el SEO, ¿no? Es un tema que daría para mucho 😉
  • Peso del archivo: el tamaño del archivo, que para tu sitio web se traduce en peso, el cual determina la mayor o menor velocidad de carga, es fundamental. Aunque en este caso no te puedo dar recomendaciones de tamaño concreto, procura que no sea muy elevado. Existen herramientas para reducir el tamaño de las imágenes y que te pueden ser de utilidad, como por ejemplo Smush.it, que te permite subir una imagen y reducirla y también analizar las imágenes de una url y descargarte un archivo con la versión optimizada -menos pesada- de las mismas. Aunque ten cuidado, porque a mi me pasaba que me generaba urls indexables que Google consideraba contenido duplicado.

 

Del mismo modo, para saber cómo está tu blog a nivel de imágenes, esta herramienta te puede ayudar a saber si estás realizando buenas prácticas SEO. Si pones el nombre un dominio te analiza brevemente todas las imágenes que contiene. No es un análisis exhaustivo, pero te aporta una idea clara del lo principal que debes cuidar y aporta valor a tu informe SEO. Una vista al respecto:

analisis seo de imágenes

 

Velocidad de carga

El tema de la velocidad de carga es probablemente el más técnico y complejo de los que estamos viendo, pero en el analisis SEO de tu blog nunca puede faltar. Y es que existen múltiples factores que influyen en la velocidad en la que se carga una web. Cuando digo “carga” me refiero a que, cuando clicamos en una url, se produce una llamada al servidor y luego este tiene que devolver una respuesta para mostrar el contenido. El tiempo transcurrido en todo el proceso es lo que marca la velocidad de carga.

Algunas herramientas que te pueden ayudar a determinar la velocidad de carga de tu blog son:

  • Pingdom Tools: te analiza los principales aspectos que influyen en la velocidad de carga y te da un resultado -una nota-, que es un valor sobre 100. Hay que decir que conseguir el 100% es prácticamente imposible en cualquier herramienta, incluida Pingdom Tools. Tiene cuatro vistas posibles, cada una de las cuales te muestra aspectos diferentes. Por ejemplo, en “Performance Grade” verás qué nota te pone en cada uno de elementos que influyen en la velocidad de carga.
  • Page Speed Insights: es la herramienta diseñada por Google específicamente para analizar la velocidad de carga de un sitio web. También te facilita una nota -o puntuación- sobre 100 y lo hace por un lado desde el punto de vista móvil y, por el otro, desde el punto de vista de versión de escritorio. Además, te aporta consejos sobre qué debes solucionar y cómo, aunque en la mayoría de casos es preciso tener conocimientos técnicos para realizar las modificaciones indicadas.
  • GT Metrix: te muestra la puntuación de tu blog en Page Speed de Google y en Yahoo Slow (YSlow). Al igual que con la anterior herramienta, te permite ver claramente los factores que influyen en la velocidad de carga. Si clicas en alguno de ellos, te aporta ideas sobre cómo mejorarlo. De nuevo, en la mayoría de casos son necesarios conocimientos técnicos. Esto es un ejemplo en el caso de Marketing en Redes, que en el caso de Page Speed me otorga un 88 sobre 100.

analisis de la velocidad de carga con GT Metrix

 

Debes tener claro que utilizar una gran cantidad de plugins no ayuda en este tema, aunque a veces es preciso hacerlo.

A grandes rasgos, lo que te puedo decir a nivel de consejos para mejorar la velocidad de carga de tu blog, es lo siguiente:

  • No te pases con el uso de plugins, como te decía antes
  • No indiques los estilos en el html de tu blog, sino en archivos CSS aparte
  • Minimiza el html, el JavaScript y los CSS de tu blog
  • Intenta comprimir al máximo tus imágenes
  • Especifica la caducidad de la caché del navegador
  • Reduce el número de peticiones http innecesarias

Para que nos entendamos…

Estudio de palabras clave

Un aspecto que no puedes obviar en tu analisis SEO es el estudio de palabras clave o keywords (en inglés). Es decir, la respuesta a la pregunta “¿Por qué palabras clave está posicionado mi blog?”. En la siguientes líneas te mostraré cómo averiguar las palabras clave que tienes entre los 20 primeros resultados de las páginas de Google, es decir, en la primera y la segunda página. Si tienes algo en la tercera y demás, casi mejor que te olvides, puesto que realmente es muy poco probable que alguien clique.

Lo que te recomiendo en este punto es hacer lo siguiente:

  • Ver cuántas palabras tienes posicionadas entre los primeros resultados de Google y cuáles son
  • Comprender cómo puedes mejorar este tema

Dado que esto es una guía de analisis SEO para tu blog, me centraré en el primer punto, el del estudio de keywords de tu bitácora, y luego pasaré más bien superficialmente por el segundo.

Bien. Averigüemos qué palabras clave tienes posicionadas en Google. Para ello, existen diferentes herramientas, como el propio planificador de palabras clave de Adwords. De todos modos, también te recomiendo la utilización de SEMRush, una herramienta muy completa y casi imprescindible para cualquier trabajo de tipo SEO cuya versión gratuita ya te puede aportar cierta información de utilidad.

Esta herramienta te permite ver los resultados por url o por palabra clave. Para lo que estamos hablando, te sugiero que pongas la url de tu blog. Entonces verás que te aparecen diferentes valores en un cuadro, como el tráfico de buscadores que generan las 20 primeras palabras clave, el precio/valor que le pone SEMRush y lo mismo con el tráfico de pago. Esto es útil para hacerte una idea de cómo está en general tu blog.

Un ejemplo con la web ebay.com:

analisis de ebay.com con semrush

Sin embargo, para lo que nos interesa ahora mismo debemos centrarnos en las palabras clave, es decir, en esas keywords de tu blog que aparecen en las 2 primeras páginas de Google. Para hacerlo, debes hacer un poco de scroll y ver “Palabras clave orgánicas”. Te recomiendo descargar este listado para poderlo trabajar tú por tu cuenta.

Verás que en el informe hay diferentes columnas. Las que te recomiendo estudiar para saber cómo está tu blog en términos de posicionamiento de palabras clave en Google son:

  • Posición: es lugar de los resultados de búsqueda de Google en la que se halla tu blog mediante esta palabra clave.
  • Volumen: es la media de búsquedas que ha tenido esta keyword en el último año.
  • Competencia: está basado en el volumen de anunciantes de compiten por esta palabra clave en Google Adwords y, por tanto, no es puramente SEO (orgánico), pero la competencia en Adwords te da una idea de lo competida que puede estar dicha keywords también a nivel de buscadores.
  • Resultados: se trata del número de resultados que aparecen en Google al introducir esta palabra clave en el buscador. A mayor número de resultados, más difícil en términos generales de posicionarse con dicha palabra clave, aunque en este punto influyen otros muchos aspectos.
  • Tendencia: es útil para saber si la búsqueda de esta palabra clave en Google va a más o a menos. Es un gráfico de los últimos 12 meses.

Quizás tu blog está recibiendo pocas visitas y te preguntas el porqué. Estás haciéndolo bien en casi todos los aspectos SEO, pero, aun así, recibes pocas visitas. Probablemente el problema esté en el volumen de búsquedas que tienen las palabras clave por las que está posicionado. En este sentido, la columna “Volumen”, que te aporta dicha información, es siempre esencial.

Dicho esto, entremos un poco en cómo puedes mejorar tu posicionamiento web trabajando las palabras clave. Para ello, te aporto tres premisas fundamentales:

  • Ve a por keywords que tienen un volumen de búsquedas no irrisorio pero que estén a tu alcance
  • Para saber si están a tu alcance, puedes analizar qué sitios web están en las primeras posiciones de Google para una determinada palabra clave y estudiar su autoridad de dominio (Domain Authority, DA). Como norma general –aunque lógicamente puede haber excepciones- si tu autoridad de dominio es por ejemplo de 25 e intentas competir con una web cuyo DA es de 55, vas a perder la batalla
  • Analiza siempre todo esto antes de ponerte a publicar artículos. Yo voy a empezar a ser bastante estricto con este tema en Marketing en Redes. La idea es que el esfuerzo que haces se traduzca en tráfico recibido y en una audiencia creciente

Regístrate para 14 días de Prueba gratis  en la cuenta PRO de SEMRush

Recuerda esto:

 

SEO off-page: la clave es conseguir enlaces de calidad

Debes saber que, a fecha de hoy, y además de analizar factores como la permanencia en un sitio por parte de los usuarios que lo visitan o el porcentaje de rebote que tiene dicha web -ambos marcan el interés que tienen por el sitio-, el único modo que tienen Google y otros buscadores para saber si una web es relevante para colocar sus resultados en sus primeros resultados es el volumen y la calidad de enlaces entrantes que recibe.

Piensa que Google analiza las webs mediante sus algoritmos y, por tanto, debe establecer algunas normas. Por lo general…

Los enlaces entrantes -también concocidos como backlinks o inbound links- son, pues, determinantes a la hora de realizar un analisis SEO de tu blog. A continuación te voy a mostrar cómo puedes hacerlo. Básicamente, puedes utilizar las siguientes herramientas de análisis de backlinks, que cuanto menos tienen una versión gratuita que ya te puede ser realmente útil:

  • Ahrefs: esta intersante solución online te permite saber el número de enlaces entrantes que tiene tu blog. La versión gratuita ya te porporciona bastante información, aunque limita el número de resultados de cada uno de los bloques. Entre la información de más valor acerca de tus backlincks que te aporta esta herramienta freemium está la siguiente:
    • Anchor text: el texto que lees cuando ves el enlace en el texto del artículo (se conoce como ‘texto ancla’)
    • Dominios
    • Páginas
    • IPs
    • Tipología de enlaces: dofollow o nofollow -cuya diferencia es principalmente si traspasan fuerza SEO o no- y también si son de tipo educacional o gubernamental, si provienen de imágenes, si contienen redirecciones, etc.
    • Número de enlaces conseguidos y perdidos

Aquí tienes una vista básica del análisis de Marketing en Redes mediante Ahrefs:

analisis de backlincks con Ahrefs

  • BackLinkWatch: esta herramienta te ofrece lo mismo que la anterior, pero de un modo más rudimentario. Tarda bastante en realizar el análisis: este es el principal incoveniente. ¿La ventaja? Que tiene una leyenda que te indica qué es cada concepto y, además, la visualización de los datos es muy clara. Te pone todas las urls que te han enlazado y te aporta el número de inbound links que te han proporcionado.
  • Openlink Profiler: esta herramienta me ha sorprendido positivamente. Detecta automáticamente el sector o industria al que pertenece tu blog -mediante la temática- y te proporciona información sobre enlaces entrantes de los últimos 3 meses. Primero tienes una vista general que incluye número total de enlaces de tipo inbound, porcentaje de enlaces nofollow sobre el total o enlaces hacia la homepage. Después, te ofrece información detallada sobre cada uno de los enlaces. Una vista al respecto:

analisis de backlinks con Open Link Profiler

Saber los enlaces que tienes hacia tu blog te puede ayudar mucho a la hora de determinar lo que estás consiguiendo con tu estrategia de publicación actual, al tiempo que para detectar webs que te están enlazando y con las que te podría interesar afianzar la relación mediante colaboraciones.

Como complemento a tu informe SEO a nivel off-page, hace algún tiempo escribí un artículo sobre cómo conseguir enlaces externos, que sería el paso siguiente después de haber realizado el análisis especificado en las líneas anteriores.

Otras dos herramientas importantes para un analisis SEO

Después de haber profundizado sobre los asepctos on-page del SEO y sobre la importancia de analizar y trabajar la vertiente off-page, no quería finalizar esta guía sin hablarte brevemente sobre otras dos herramientas SEO que te pueden ayudar a estudiar los conceptos antes comentados con respecto a tu blog. Se trata de dos soluciones tan completas que se podría crear una guía para cada una -debo decir que lo mismo ocurre con SEMRush-, pero no quiero acabar la guía sin haberlas comentado como mínimo un poco. Vamos allá:

Moz

Para mí, Moz es -junto con SEMRush- una herramienta que no puede faltar para hacer un informe SEO completo. Tal y como decía, tiene tantas opciones que, al igual que SEMRush, necesitaría una guía entera para explicarla. Te permite 30 días de prueba gratuita y ofrece herramientas de todo tipo para auditorías SEO, como por ejemplo una que analiza en profundidad el ranking de competidores por palabra clave, otra que expone el nivel de dificultad de una keyword determinada, una que está pensada para un análisis on-page, otra para métricas sociales, etc.

Puedes empezar probando con Open Site Explorer, una solución de Moz que está parcialmente abierta para todo el mundo de modo gratuito y que aporta información muy útil en términos de análisis de inbound links, por lo que podría haberla englobado perfectamente en el capítulo anterior.

Interesante también la denominada barra de Moz (MozBar), una extensión para Chrome y Firefox que te permite obtener información sobre un sitio web cuando lo visitas, como por ejemplo su Domain Authority.

Cognitive SEO

Se trata de una herramienta SEO muy completa que te aporta conocimiento sobre el ranking de tus palabras clave, analiza tus backlinks, proporciona datos sobre la visibilidad social de tu blog, te permite visualizar aspectos importantes sobre tus competidores y te da la posibilidad de crear un panel SEO muy completo. Te ofrece una prueba gratuita de 14 días.

 

Así pues, espero que esta guia de analisis SEO gratis para tu blog te sea de utilidad. Si te ha parecido interesante, por favor no dudes cn compartirla. Me harás un favor a mí y a quienes les pueda interesar 🙂

, , , , , , ,

Comments are closed.