El marketing educativo no es solo lo que piensas

que es el marketing educactivo o educacionalSi cuando piensas en marketing educativo te viene a la mente solamente la imagen de un centro de formación, necesitas leer este post 😉 Te lo aseguro. ¿Sabes que existe el denominado marketing transaccional y también el llamado marketing educativo o educacional? De hecho, escribo este post porque, teniendo una conversación con una persona relacionada con el ámbito del marketing, me di cuenta de que no sabía exactamente de qué le hablaba exactamente. Mi objetivo con este artículo es que esto no vuelva a ocurrirle a nadie que sea seguidor de este blog.

¿Qué es el marketing transaccional?

Vamos a ver: empecemos por definir algo que seguramente te suene mucho más y no tengas dudas al respecto, el marketing transaccional. Este concepto se suele utilizar como sinónimo de marketing de resultados.

Déjame hacer un inciso en este punto antes de continuar: a mí la expresión “marketing de resultados” me parece bastante ridícula e incluso en algún punto ofensiva. Me explico: ¿se te ocurre alguna situación en la que una empresa realice una estrategia de marketing para no conseguir resultado de ningún tipo? 😉

Hecha la broma, soy consciente de que la expresión “marketing de resultados” tiene que ver con todo lo que realiza una empresa para conseguir llegar a un objetivo, habitualmente económico, midiéndolo con sus respectivos indicadores kpi, y en base a un determinado objetivo (o varios). Precisamente por eso me parece una expresión ridícula 🙂

Otra cosa es hablar de marketing transaccional. Esto sí que me parece más acertado. ¿Por qué? Por el simple motivo de que con dicha expresión, y partiendo de la base de que el marketing siempre debe estar enfocado a buscar resultados -del tipo que sean-, ya determina la tipología que persigue: las transacciones o, en otras palabras, la generación directa de ventas. ¿Te lo habías planteado así?

Bien. Pues ahora ya podemos definirlo de modo sustancialmente correcto:

¿Qué es el marketing educativo o educacional?

Podrías estar pensando algo así cómo: “¿Por qué me habla de marketing transaccional cuando en el inicio del post me comenta la importancia del marketing educativo? Y encima me dice que no tiene que ver con centros de formación” 😉 Es cierto que el marketing educativo tiene también un acepción totalmente diferente de la que estoy tratando en este artículo, pero, para el objetivo de este post, necisto establecer una comparación que te resulte muy fácilmente comprensible. Vamos allá.

Si el marketing transaccional tiene como objetivo último aportar ventas de modo directo, el marketing educativo lo que quiere es incidir en las fases iniciales de la estrategia de inbound marketing. Si sueles seguirme, sabrás de lo que te estoy hablando. Pero, dado que estoy notando que personas que no me seguían lo están haciendo cada vez más -lo que en Google Analytics y en analítica web en general se suele llamar ‘usuarios nuevos’-,  permíteme que lo explique un poco. De hecho, es la base de este artículo.

¿Existe realmente un marketing educativo, un marketing que pretende educar?

Rotundamente, sí. O mejor dicho: cualquier empresa que pretenda ser sostenible debería hacerlo, incidiendo al final sobre el valor del tiempo de vida del cliente -o lifetime value-. Ahora te he enlazado la definición del término que realiza Wikipedia; en breve tocaré el tema con más profundidad.

El tema es el siguiente: muchas personas que aterrizan en una web diseñada para vender online o captar leads -es decir, creadas para responder a objetivos transaccionales- no se hallan en un proceso de su ciclo de compra de lo que en inbound marketing denominamos ‘Bottom of the Funnel’. En otras palabras, todavía no están preparadas para comprar el producto o servicio que ofrece dicho sitio web. Y si no están en una fase transaccional, entonces están en una anterior, en la que buscan información, comparan opciones de modo inicial o ya han avanzado en dicha comparación y buscan un motivo para terminar de convencerse. Esto puedes aprovecharlo mediante el marketing educativo.

El marketing educativo, educacional o informacional busca incidir sobre el consumidor en estas fases iniciales del inbound marketing. Aquí entran conceptos que más bien parecen del ámbito de la nutrición: Tofu, Mofu, Bofu. Precisamente por este motivo hace algún tiempo hice un post para ayudar a comprender estos conceptos de inbound marketing.

Marketing educativo y el proceso de compra

El marketing educativo se centra en cualquier estadio del proceso de compra del consumidor objetivo que tenemos que tenga que ver con lo no transaccional, es decir, con aportarle contenidos que son de su interés para ir llevándolo hacia el terreno transaccional. Por eso, cuando se inventó este tipo de enfoque de marketing, se definió como una forma de realizar marketing que la gente realmente ame. No te parece excitante el inbound marketing, ¿pues? Te estoy hablando de algo que, por primera vez en la historia de todos canales, acciones y estrategias de publicidad y comunicación, tiene en cuenta de verdad no solo al público objetivo en términos demográficos, sino también a sus motivaciones y a su contexto. El contexto es realmente importante y puede marcar el éxito o fracaso de tu estrategia. Un ejemplo: no es lo mismo pedirle a alguien que descarge un ebook de tipo teórico cuando dicha persona quiere información concreta sobre un tema y le cuesta entenderlo que aportarle la posibildad de asisitir a un seminario web donde un profesor especializado lo explicará a nivel práctico.

¿No te has encontrado en esta situación alguna vez? Buscas información sobre algo cuya temática has leído muchas veces y lo que te falta es que alguien te lo explique bien porque por cualquier motivo se te hace complicado aplicarlo sin un experto? Y te van enviando ebooks teóricos. Señores, que lo busco es que me lo expliquen -o, cuanto menos, el cómo hacerlo-, no leer el concepto, que ya lo he hecho 😉 Quizás esta situación te suene…

Dicho esto, déjame decir que en parte es normal que vivamos situaciones como la que he descrito, dado que realizar correctamente una estrategia de inbound marketing de arriba a bajo no es nada fácil. Por tanto, este “error” es en realidad un acierto en su esencia, porque lo que busca ya es darle algo informacional a un lead. Lo que le falta es una correcta estrategia de lead nurturing, que solo se puede iniciar con el marketing educativo.

Y tú, ¿tienes experiencia al respecto? Por favor, compártela conmigo a través de un comentario y lo vamos hablando . Me encanta hacerlo 🙂

Valoración
Fecha de valoración
Artículo valorado
El marketing educativo no es solo lo que piensas
Valoración del artículo
5

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario