Inbound marketing y long tail: ¿Por qué se quieren tanto?

inbound marketing y long tail

Imagen: clickam.es

Seguramente hace tiempo que tengas en mente optimizar webs y aplicar SEO o SEM siguiendo una búsqueda de long tail que determine aquellos nichos por explotar que reporten un mayor posicionamiento a corto plazo y, además, un ROI mayor. Cualquier estrategia de marketing online que pretenda optimizar su inversión debe tener esto claro, pero una sobresale entre todas como portaestandarte del long tail: el inbound marketing. Y es que inbound marketing y long tail se quieren mucho. Veámoslo.

¿Por qué utilizar el long tail?

El long tail es realmente poderoso. En primer lugar, porque es la forma más rápida y directa de optimizar un presupuesto online. En un mercado en que la gran mayoría de páginas pertenecen a emprendedores, autónomos y pymes, el dinero es una de las variables más sensibles para cualquiera de las estrategias de marketing online de estos perfiles.

Sobre esta base, el inbound marketing optimiza el presupuesto online además de tener una elevada tasa de crecimiento y de consecución de objetivos. Además, la visión “customer centric” hace que se interprete la publicidad como un nuevo concepto de atracción que aleje las concepciones de spam o de intrusismo de la mente del cliente potencial.

El long tail en SEO a través del Inbound Marketing permite que las empresas compitan no exclusivamente por un trozo del pastel orientado a la venta, sino como una alternativa de calidad que se aleje de esta premisa y que potencie el poder de decisión hasta la satisfacción de la necesidad por parte del cliente potencial.

Inbound marketing: tratamiento de leads teniendo en cuenta el contexto

Es cierto que entre los factores que nos llevan a realizar una búsqueda está la resolución de una necesidad, y para ello debemos comprar precios, propiedades, características y demás. Pero si la forma en que se estructura una web es evidentemente comercial, hará que posiblemente no nos informe de aquellos aspectos clave que modulen nuestra decisión.

Y es que el inbound marketing entiende que, salvo ciertos productos, servicios o búsquedas concretas, la decisión del cliente potencial está más o menos alejada todavía, no siendo esa búsqueda el paso previo inmediato a la venta. El inbound marketing, por lo tanto, prefiere enfocar la estrategia a través del convencimiento al usuario de que existen muchas alternativas y que, mucho antes de abordar la venta, la empresa se postulará como una fuente de conocimiento e información que verdaderamente marque la diferencia en el usuario. En este sentido, puedes leer este post sobre el tratamiento de leads en función del contexto.

El inbound marketing en Adwords sigue una línea similar, posicionando en muchas ocasiones no landing pages de servicios o productos, sino guías, ebooks o material de máximo interés para según qué palabras clave asociadas.

Todavía hoy el inbound marketing puede marcar la diferencia, pues son muchas las empresas que conocen los métodos pero pocas las que los asimilan y ponen en práctica con el rigor y profesionalidad necesaria. Una oportunidad que las empresas no pueden dejar de aprovechar si quieren adelantar a una competencia que posiblemente tenga muchos más recursos económicos y una reputación histórica difícilmente igualable.

¿Quieres aprender más sobre este tema? Apúntate a este curso online de inbound marketing 🙂

Analista web, SEO y especialista en content & inbound marketing – Twitter: @rogerllj

Twitter 

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario