7 errores en email marketing que te puedes ahorrar

errores email marketing¿Sabes cuáles son los principales errores en email marketing que se cometen? Si estás utiliazando el marketing por correo electrónico en tu proyecto o pretendes utilizarlo, no te puedes perder este post. Hoy quiero centrarme en algunos errores cometer los novatos al adentrarse en la utilización del email con objetivos de negocio. Yo mismo los he cometido alguna vez y quiero ahórrartelos.

Errores en email marketing que no deberías cometer

En mi caso, y por mi experiencia, he detectado hasta 7 errores en email marketing que suelen cometer los novatos y que tú puedes evitar, aunque no seas un profesional del email marketing. Créeme, de todo se puede aprender poco a poco 🙂

1.- Querer conseguir más de un objetivo con un email

Recuerda: en términos generales, un mensaje, una comunicación. Así se hace a nivel profesional. El motivo principal es que, de este modo, al haber un único mensaje a transmitir, el destinatario sabe perfectamente lo que tiene que hacer, no se presta a la confusión o a la sobreinformación. Si le mareamos con muchos enlaces en el email, entonces puede ocurrir que no realice la acción principal para la cual hemos preparado el email. Tenlo en cuenta, porque es importante.

2.- Complicarse la vida eligiendo la herramienta de email marketing

Cuando un proyecto empieza a requerir email marketing, mi consejo es buscar la sencillez. Es decir, una solución que permita enviar emails de un modo atractivo y fácil, pero sin complicarse la vida con soluciones más propias de lo que en inbound marketing se conoce como lead nurturing. Esto ya es un poco más avanzado y, al principio, lo que necesitas es una solución que te permita enviar emails fácilmente y que te permita diseñarlos sin malgastar tu tiempo.

3.- No tener claro para qué sirve cada parte de un email

No tener claro para qué sirve cada parte de un email y mezclar sus objetivos reales es otro clásico en los errores que cometemos cuando somos novatos en email marketing. ¿Sabes que el objetivo del asunto de un email no es vender ni obtener muchos clicks? No. Pues a partir de aquí te explico las partes  principales que hay en un email. En un email puedes encontrar tres partes claramente diferenciadas:

  • Asunto:

El objetivo del asunto es único. No te compliques la vida. Simplemente es que abran el email. Esto puede parecer lógico, pero a veces, a la hora de pensar en los asuntos que utilizamos, parece que no lo tenemos tan claro. A veces nos complicamos la vida intentando vender desde el asunto. Error. Mi consejo en este punto: explica qué va a encontrar dentro del email. Claridad y transparencia.

A veces se utiliza también el misterio o, lo que es lo mismo, no decir exactamente lo que va a encontrar dentro generando expectativa, pero para eso hay que tener cierta experiencia. Además, dependiendo del sector, los destinatarios pueden reaccionar de un modo u otro. Por tanto, en términos generales quédate con lo dicho: sé claro en lo que van encontrar. Piensa que la gente consulta su email en plan escáner y solo lee los que realmente le interesan.

  • Cuerpo:

Aquí tu meta debe ser demostrar que tu suscriptor no ha abierto el email en vano. En otras palabras, aportar valor. ¿Qué significa aportar valor? Pues que lo lea o visualice -dependiendo de si es texto, imagen o vídeo- le sea útil. Es simplemente eso. Todavía no hemos llegado a la parte en la que le haces una propuesta, queriendo que realice una acción. Eso vendrá después. Aquí céntrate en ir preparando el terreno, con contenidos adecuados para ello.

  • Llamada a la acción:

Este es el punto en el que incluyes tu llamada a la acción o call-to-action. Aquí sí que, después de haber propiciado que merezca la pena clicar en este call to action mediante el contenido del cuerpo, es el momento de  facilitar que hagan la acción que quieres. De nuevo, al igual que en la parte del asunto, te recomiendo que seas muy claro en lo que van a encontrar después del click. Ten en cuenta que satisfacer la expectativa creada es clave. Aquí entran en juego las landing pages.

Si te interesa este tema, te sugiero que leas el artículo que escribí sobre lo que define a un buen call-to-action online.

 

4.- Enviar emails por enviar emails, sin aportar valor

En relación a lo que te decía cuando te hablaba de ser claro y conciso en tus asuntos, buscando no hacer perder el tiempo a los destinatarios -tus suscriptores-, debes tener claro que solo debes enviar emails que aporten valor. Si lo haces, vas a conseguir dos cosas:

  1. Que el porcentaje de apertura de tus emails sea elevado, porque habrás generado interés y expectativa para tus próximos emails. Tus suscriptores querrán leerlos porque sabrán que les son útiles
  2. Trazarás una línea de confianza y credibilidad que te será útil a la hora de presentar ofertas comerciales

 

5.- Creer que el email marketing es solo para grandes empresas y grandes proyectos

Esto no es cierto. Es una creencia bastante generalizada, pero no es cierto en absoluto. De hecho, en proyectos pequeños e iniciales, y también en negocios unipersonales, el email marketing ayuda y mucho. De hecho, es imprescindible. Piensa que solo tienes un modo de competir en tu nicho con proyectos más grandes que el tuyo si no quieres gastarte una fortuna: el contenido de calidad. ¿Y cómo puedes transmitir el contenido de calidad de un modo frecuente y para ir generando confianza? Pues a través de tu blog por un lado, pero también mediante envíos de email marketing a tu lista de suscriptores.

6.- Intentar vender desde el minuto 1

Otro clásico de los errores en email marketing que deberías evitar. Especialmente si eres un emprendedor en fases iniciales, por ejemplo un freelance, lo que tienes que buscar es transmitir confianza, credibilidad y autoridad en tu nicho de mercado. Por tanto, aporta no intentes vender desde el primer minuto -desde el primer email- a tus suscriptores. Te recomiendo que primero consigas que confien en ti, que tengan ganas de recibir tu próximo contenido. Luego, ya vendrá la fase de vender. Pero cuidado: solo venderás si te enfocas a ayudar. Pero tanto, primero debes demostrar que merece la pena escucharte y eso solo lo puedes conseguir aportando contenido útil de verdad.

7.- No estar dispuesto a regalar

Por experiencia te digo que esto es clave de toda la estrategia. Me explico: si tienes presupuesto, también te recomiendo invertir en publicidad, en plataformas como Google Adwords o anuncios de Facebook, con el objetivo de acelerar el proceso de generación de confianza, credibilidad y autoridad y, con esto, también ventas. ¿Por qué? Porque, en efecto, se trata de canales de marketing que a menudo son muy rentables si se enfocan adecuamente y que ofrecen distintas opciones de promoción. Por ejemplo, en Facebook tienes muchas opciones de promocionar tu marca y tus productos y servicios. Cada vez más.

Si te interesa este tema te recomiendo leer sobre los tipos de anuncios en Facebook

Sin embargo, aquí estamos hablando de conseguir vender sin grandes inversiones económicas. Por eso es necesario que aportes valor de otro modo. ¿Cómo? “Regalando” contenido los lectores de tu blog y especialmente a tus suscriptores. Si no estás dispuesto a hacerlo, tendrás que quedarte solamente en la estrategia de inversión publicitaria, tal y como te explicaba antes. Lo mismo aplica al marketing por email. No seas tacaño 😉

De hecho, si creas contenido de modo inteligente, dirigido a quienes podrían ser tus clientes, vas a tener una especie de comerciales permanentes en internet. Esto favorecerá la sostenibilidad de tu negocio a medio-largo plazo.

Así pues, te he hablado de los 7 errores en email marketing que suelen cometer quienes se adentran por vez primera en el marketing por correo electrónico. ¿Has cometido o estás cometiendo alguno de ellos? De todo se aprende, no te preocupes.

Valoración
Fecha de valoración
Artículo valorado
7 errores en email marketing que te puedes ahorrar
Valoración del artículo
5

,

No comments yet.

Deja un comentario